Las variedades de turrón clásico y la barra catalana tradicional

Turrón Clásico: todo lo que tienes que saber

Los tiempos en que las variedades de turrón se limitaban a las tradicionales (básicamente, duro, blando, yema tostada y chocolate) quedan muy lejos. La oferta de sabores y formatos es amplísima, y el turrón aspira a ser más que un dulce navideño, pues se trata de un postre delicioso en cualquier época del año. Los sabores clásicos, sin embargo, nunca pasan de moda.

En Virginias ofrecemos una amplia variedad de turrones, desde los más innovadores, desarrollados en colaboración con el Culinary Institute of Barcelona (CIB), a los sabores de toda la vida, en diferentes formatos, tanto el clásico como la barra catalana más tradicional.

 

Conoce las variedades que ofrece el turrón clásico

Los turrones de almendra tradicionales, el duro y el blando, contienen almendras tostadas, azúcar y/o miel, y clara de huevo. Para su elaboración se sigue el mismo proceso artesano que se ha transmitido durante generaciones, con las variaciones características de cada zona geográfica productora, que es lo que dota al turrón de su encanto.

En el resto de turrones clásicos, como el de nata nuez, de frutas, de yema tostada o el croqué, la almendra y el azúcar son también los ingredientes principales, a los que se incorporan otros, en función de la variedad que se quiera preparar: yema, fruta escarchada, cacao, o frutos secos, entre otros.

Los clásicos de Virginias

 

La oferta de clásicos de Virginias incluye diez variedades de turrón:

Turrón duro: almendras, azúcar, clara de huevo, miel y oblea.

Turrón blando: almendras, azúcar, clara de huevo y miel.

Turrón coco bombón: coco rallado, pasta y manteca de cacao, y azúcar; no contiene almendras, ni huevo, ni miel.

Turrón bombón glacé: almendras, azúcar, pasta y manteca de cacao; no lleva huevo, ni miel.

Turrón de nata nuez: además de almendras y azúcar, se elabora con nueces, leche y nata en polvo.

Turrón de yema tostada: almendras, yema de huevo en polvo y azúcar.

Turrón de yema con guindas al licor: almendras, guindas al licor, azúcar, yema en polvo, pasta y manteca de cacao.

Turrón de yema con naranja al licor: almendras, naranja confitada, azúcar, yema en polvo y licor.

Turrón tango: el clásico de fruta confitada, que incluye calabaza, pera y cereza, además de almendras, azúcar, yema en polvo, chocolate blanco y nata.

Turrón croqué: nuestro clásico premiado por el International Taste Institute, que se elabora con almendras, miel, clara de huevo y una cobertura de chocolate negro.

El Taller de Virginias

Virginias también ofrece sus variedades clásicas en el formato conocido como barra catalana. Son barras de turrón con un peso de 300 o 500 gramos, identificadas con el sello de El Taller de Virginias.

Este formato nace del cajón de una arroba jijonenca, que pesa 12,5 kg. Para su comercialización, el cajón se dividía en 24 barras. En el resto de España, la medida de referencia era la media arroba jijonenca, por eso la barra catalana es más grande y larga que la tableta de turrón habitual.

Te gusten más clásicos o en formato tradicional, en Virginias encontrarás el turrón que buscas.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Sigue explorando