Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos

¿No encontráis absolutamente irresistibles esos bizcochos cubiertos de chocolate y finas decoraciones de azúcar? A mí me resultan de lo más tentadores, y como diabética, siempre me ha dado rabia no poder utilizar acabados como perlas, confeti o cristales de azúcar de colores.

Hasta que vi un paquete de galletas sin azúcar Virginias con frutos rojos y chocolate blanco que me parecieron hechas a medida para decorar este bonito y delicioso pastel de yogur y mermelada.

Si “Rico sin Azúcar” (mi blog) fuera un postre, sería éste.

Manos a la obra:

Ingredientes (para 8-10 personas):

Ingredientes para el bizcocho:

  • 1 medida de yogur griego (yo he utilizado una medida de yogur de 225 gr)
  • 4 medidas de harina con levadura incorporada
  • 1 ½ tagatosa (o 3 medidas de azúcar)
  •  1 ½ aceite de girasol suave
  •  6 huevos grandes
  • la ralladura de piel de un limón mediano
  • 5 cucharadas de mermelada de fresa, frambuesa o frutas del bosque

Ingredientes para la cobertura:

  • 200 gr chocolate negro de cobertura
  • 50 gr mantequilla
  • 50 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
  • 3 ó 4 galletas B-San Virginias integrales de frutos rojos, yogur y 0% azúcares

 

Paso a paso:

En primer lugar preparamos el bizcocho.

Para ello, y con ayuda de unas varillas eléctricas, batimos todos los ingredientes (excepto la mermelada hasta obtener una crema espesa.

Engrasamos el interior de un molde desmontable de corona de 24 cm de diámetro y vertemos la crema.

Agregamos 4 ó 5 cucharadas de mermelada y hacemos unos ligeros remolinos con un tenedor o una espátula para que se mezcle, pero sin que se integre completamente en la masa (de lo contrario, no serán visibles las vetas de mermelada)

 

Introducimos el molde en el horno, previamente calentado a 180º, a altura media-baja, durante unos 40-45 minutos. Estará en su punto cuando al insertar la punta del cuchillo (yo suelo emplear una brocheta delgada para pinchos) salga completamente limpia.

Mientras el bizcocho se templa en el molde…

preparamos el glaseado de chocolate:

En un cazo calentamos, a fuego muy bajo, la mantequilla y añadimos las onzas de chocolate. Removemos constantemente con una cuchara hasta que se disuelva y el chocolate adquiera una textura brillante y espesa.

Agregamos la nata, poco a poco, removiendo al mismo tiempo. Tenemos que obtener un chocolate denso pero fluido (que gotee de forma continua al girar la cuchara)

Dejamos que el chocolate se enfríe 5 minutos mientras desmoldamos el bizcocho y lo pasamos a una rejilla.

 

Presentación final:

Vertemos el glaseado de chocolate sobre el bizcocho, procurando que se formen unos chorretones fotogénicos.

Esparcimos por encima las galletas cortadas en dados pequeños. Queda especialmente bien terminar espolvoreando el bizcocho con restos de las fresas y frambuesas liofilizadas que hayan soltado las galletas.

Dejamos que el chocolate se enfríe por completo antes de servirlo.

Tu turno:

¿A que no es nada complicado y el resultado es espectacular? Puedes personalizarlo a tu gusto añadiendo frutas o incluso galleta en el interior de la masa..

¿Te animas a prepararlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *